lunes, 29 de diciembre de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


PERTH


Iniciación
Algo oculto
Un asunto secreto


Una runa hierática o misteriosa que señala todo aquello que se encuentra fuera del alcance de nuestros exiguos poderes de manipulación. Esta runa es parte del cielo, de lo desconocido, guarda relación con fénix, el ave mística que se consume entre las llamas y renace de sus propias cenizas. Sus hábitos son secretos y ocultos.
Actúan aquí intensas fuerzas de transformación interior. No obstante, los logros alcanzados no pueden compartirse fácilmente ni enseguida. Hay presente una integridad que acaso esté disfrazada, camuflada. Al fin y al cabo, convertirse en un todo, el medio para conseguirlo, es un profundo secreto.
En lo que atañe a lo terrenal y mundano, quizá haya sorpresas; una ganancia inesperada no es improbable. Respecto de la naturaleza humana, esta runa está simbolizada por el vuelo del águila. Volando a gran altitud, libre de ataduras, alzándose por encima del interminable vaivén de la vida cotidiana para obtener una panorámica más amplia -todo ello aparece indicado aquí. Esta es la runa de la búsqueda.
Perth, otra de las runas del ciclo, representa un intenso aspecto de la iniciación. Aquí lo externo carece de importancia, salvo en la medida en que le muestre su reflejo interior. Esta runa atañe al estrato más profundo del ser, al lecho de roca sobre el que se asienta su destino. Para algunos, Perth supone el paso por una muerte psíquica. De ser necesario, déjelo todo, sin excepciones, sin exclusiones. Está en juego nada menos que la renovación del espíritu.

Invertida: una advertencia de no esperar demasiado, de no esperar al menos de la manera habitual, pues la vieja forma de actuar ya ha llegado al final: si vuelve a actuar de esa forma, sufrirá irremediablemente. Esta runa, invertida, le aconseja que reuna sus energías dispersas y se concentre en su propia vida, en su propia necesidad de crecimiento. Y más importante todavía, Perth le recomienda que se olvide de los resultados, que no se ate a los recuerdos de pasados logros; si lo hace, estará privándose de un verdadero presente, que es el único tiempo en el que puede realizarse la autotransformación.
Acaso sus fuerzas flaqueen al encontrarse un estorbo tras otro en su tránsito. No obstante, siempre tiene una alternativa: puede considerar "mala suerte" toda esa aparente negatividad, o puede verla como una carrera de obstáculos, como un reto propio de la etapa de iniciación en la que ahora se encuentra. De este modo, cada contratiempo, cada humillación se convierte en una prueba de carácter. Cuando el ser interior cambia y se reforma a un nivel profundo, hace falta paciencia, constancia y perseverancia. Así que permanezca centrado. búsquele la parte cómica a las cosas y siga adelante a pesar de todo.


Fuentes: el "Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


viernes, 26 de septiembre de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


NAUTHIZ


Apuros
Necesidad
Dolor


Del derecho o del revés, esta es una runa difícil. Enseña la necesidad de pasar por graves apuros. Su aspecto positivo representa las limitaciones que nosotros mismos nos creamos; su lado negativo atrae limitaciones de la gente que nos rodea. Tanto el uno como el otro son igualmente difíciles de tratar. La función de Nauthiz consiste en identificar nuestras zonas "sombrías", facetas mal desarrolladas, cuyo resultado son ciertas debilidades que proyectamos negativamente sobre los demás. No piense que el mundo está contra usted; esta runa le dice: ocúpese de sus partes sombrías, averigüe qué hay dentro de usted que atrae tantas desgracias a su vida. Cuando por fin pueda mirar a Nauthiz con una sonrisa, comprenderá que las dificultades, las negativas y los contratiempos son sus guías, sus maestros y sus impulsores.
Aquí, la necesidad de moderación es incuestionable. La extracción de esta runa le anuncia que habrá interrupciones, razones para reconsiderar con sumo cuidado sus planes. Sólo recuerde: sus sinsabores no carecen de sentido, pues significan que en su yo han de arreglarse algunas cosas, así que póngase manos a la obra con esmero y muestre perseverancia. 
Este es el momento de pagar viejas deudas, de restablecer, si no la armonía, al menos el equilibrio. Así que corrija, enmiende, rectifique: cuando los pescadores no pueden hacerse a la mar, remiendan sus redes. Que los apuros del momento le sirvan para arreglar sus relaciones con el Yo. No olvide que la rectificación precede a todo progreso. Y una vez más, considere el lado útil de la adversidad.

Invertida: Nauthiz, como parte del ciclo de la autotransformación, es el gran maestro disfrazado de portador de dolor y limitaciones. Se ha dicho que sólo en el punto de mayor oscuridad advertimos la luz interior merced a la cual llegamos a descubrir la fuerza creativa del Yo.
Cuando renegamos de algo que se encuentra dentro de nosotros, aquello de lo que renegamos causa estragos. Aquí se impone una limpieza; llevándola a cabo reafirmará su voluntad y fortalecerá su carácter. Empiece por lo más difícil y continúe con lo fácil. Recuerde que "sufrir", en su sentido original, significa simplemente "experimentar". Así que se le exige que experimente el lado oscuro de su tránsito. De lo que aquí se trata es de controlar los arrebatos de ira, refrenar los impulsos, conservar la fe. En este momento, la modestia y el buen humor son fundamentales.


Fuentes :"El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


miércoles, 3 de septiembre de 2014

martes, 2 de septiembre de 2014

RITUALES CON AGUA


El agua es, junto con la Tierra, el Fuego y el Aire, una de las cuatro energías básicas que conforman nuestro planeta y el Hombre. Para las antiguas culturas, el agua regeneraba el espíritu y limpiaba el alma. Y la utilizaban para este fin de forma regular. Estudios científicos han podido demostrar que este elemento actúa como receptor y transmisor de información a través de los movimientos de vibración. Así es como este líquido puede actuar sobre nosotros y lo que nos rodea.


RITUAL CON AGUA PARA ARMONIZAR EL HOGAR

Mezcla agua corriente del grifo con siete gotas de aceite esencial de rosas o vainilla, cualquiera de los dos sirve para llevar a cabo este ritual. El utensilio que utilices para hacer la mezcla, debes cogerlo con la mano izquierda y siempre siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Llena con este agua, casi al ras, un bol de cristal transparente. A continuación, colocaremos tres pequeñas velas flotantes sobre el agua: una vela blanca, para atraer la fuerza espiritual y la paz; otra color plata, que otorga estabilidad y atrae las influencias benéficas; y otra color oro para pedir protección cósmica. Las encenderemos usando nuevamente la mano izquierda, y con cerillas de madera. Mientras las velas se consumen debemos recitar la siguiente oración tres veces seguidas:

"Agua clara, libera de mi hogar y de mí misma cualquier mala emoción que perturbe mi equilibrio"
"Agua clara, libera toda vibración negativa de mi hogar y de mí misma para que sólo me envuelva la armonía"

Ahora debemos dejar que las velas se consuman completamente. Entonces, guardaremos el agua con el aceite en un lugar fresco y oscuro de la casa hasta que se evapore por completo. Después, lavaremos el bol y podremos usarlo para lo que queramos.


IMÁGENES DEL TAROT VETRATE











lunes, 1 de septiembre de 2014

IMÁGENES DEL TAROT WORLD














































martes, 26 de agosto de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


INGUZ


Fertilidad
Nuevos comienzos
Ing, el dios hérore


Esta runa guarda relación con la luna, la parte intuitiva de nuestra naturaleza, con su impulso a la armonía y la concordia en la esfera de las relaciones personales. Inguz encarna la necesidad de compartir, el anhelo de ser objetos de deseo, la búsqueda de afinidades.
La consumación de comienzos es lo que Inguz exige. Acaso marque el momento de un parto gozoso, de una nueva vida, de un nuevo camino. Como runa de gran poder que es, su extracción indica que ahora dispone usted de la fuerza para la consumación, la resolución, de la que resultará un nuevo comienzo. Aquí importa, sobre todo, la consumación. Puede ser oportuno que concluya algún proyecto; si lo hace, concédale prioridad absoluta. Tal vez un estado de ánimo difícil se resuelva, se aclare, dé un giro. La aparición de esta runa le anuncia que debe preparar el terreno para su propio alumbramiento.
Inguz es un indicio de que va usted a salir de un estado de encierro, de crisálida. Todo cambia y no es posible vivir permanentemente entre obstáculos. A medida que resuelva y esclarezca situaciones viejas, se sentirá libre de tensiones e incertidumbre.
Acaso sea necesario que rompa con una rutina, un hábito o una relación; con una pauta cultural inveterada, con alguna actividad que era muy apropiada para el yo que está dejando tras de sí. El período del nacimiento, o el inmediatamente anterior, suele ser peligroso. El movimiento implica peligro, pero el movimiento oportuno nos saca del peligro. Es el momento de entrar en la sala de partos.
Inguz, otra de las runas del ciclo, recomienda preparación. Centrándose y afirmándose bien en tierra, librándose de todo tipo de influencias superfluas, y viendo el lado cómico de las cosas, estará usted realmente preparado para abrirse a la voluntad del cielo, y puede esperar su parto con serena confianza.


Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum