lunes, 9 de febrero de 2015

EL ORÁCULO VIKINGO: HISTORIA Y MÉTODOS DE ADIVINACIÓN


BREVE RESEÑA HISTÓRICA

El origen de las runas vikingas se remonta a la Edad de Bronce, aunque se cree que en realidad son mucho más antiguas. Son los caracteres (signos de escritura) del más antiguo alfabeto conocido entre las tribus nómadas de Escandinavia y el Norte de Europa. Solían tallarse en rocas y en pequeñas fichas de madera o piedra. Además de su uso como lengua escrita fueron usadas en la curación de enfermedades, para proteger los poblados, para atraer y proyectar energías, y en la adivinación a modo de oráculo mágico con el fin de conocer pasado, presente y futuro. Estos símbolos grabados expresan ideas y conceptos, pero también hacen alusión a las deidades para poder invocar sus poderes y propiedades. Magos y sacerdotes las empleaban para elaborar talismanes, hechizos, conjuros y fórmulas mágicas. Fue durante la Edad Media que el conocimiento de las runas se empezaron a difundir por todo el continente europeo. Sin embargo, a finales del siglo XVIII la santa inquisición prohibió todo culto pagano, por lo que las runas dejaran prácticamente de utilizarse. 






EL ARTE DE ECHAR LAS RUNAS

Existen varios métodos para utilizar las runas en el arte de la adivinación. He aquí diversas técnicas eficaces: 

1. La runa de Odín
Es la utilización más práctica y sencilla del oráculo. Consiste en extraer una sola runa para obtener una visión global de todos los aspectos de una situación. Esta única runa abarca el tema, las circunstancias presentes y la resolución.


2. El procedimiento de las tres runas
El número mágico "tres" aparece de manera destacada en las prácticas adivinatorias de los antiguos. Este método, que ya se usaba hace dos mil años, es válido para todo tipo de lecturas, salvo las más extensas y enrevesadas.
Con un tema bien perfilado en mente, hay que escoger tres runas, una por vez, y colocarlas por orden de aparición de derecha a izquierda, con la cara en blanco mirando hacia arriba. 
Una vez seleccionadas las runas las tendremos ante nosotros según este esquema: 





Se deben leer empezando por la derecha. La primera runa (derecha) habla de la situación tal como está en el momento presente; la segunda runa (centro) propone la línea de acción conveniente; y la tercera runa (izquierda) indica la nueva situación que se desarrollará o futuroHay que tener en cuenta que al dar la vuelta a las piedras rúnicas, algunas aparecerán del derecho y otras del revés. Sólo nueve runas se leen igual del derecho que del revés; con las otras dieciséis, las lecturas variarán según la posición del glifo (signo grabado).


3. La cruz rúnica
Este procedimiento ha de usarse cuando se desee una imagen más completa de cualquier situación y su dinámica. Esta distribución de las piedras, inspirado en el tarot, requiere una selección de seis runas, que han de disponerse con arreglo a la forma de una cruz celta o rúnica. El orden de colocación de las runas es el siguiente:






La primera runa (nº1) representa el pasado, aquello de lo cual procedemos, que se encuentra directamente detrás nuestro. La segunda runa (nº2) es yo ahora, el momento presente. La tercera runa (nº3) o runa del futuro, equivale a lo que se halla ante nosotros, aquello que aún ha de ser. La cuarta runa (nº4) proporciona la base del asunto a considerar, los elementos inconscientes y las fuerzas arquetípicas que intervienen. La quinta (nº5), la runa del reto, nos explica la naturaleza de los obstáculos que se interponen en nuestro camino. La última (nº6), la runa de la mejor salida, indica el mejor resultado que es posible prever. Si tras considerar estas seis runas no se ha alcanzado toda la claridad deseada, hay que guardar todas las runas en la bolsa y extraer una única runa. Esta séptima runa es la de la resolución.



Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


MANNAZ


El Yo

El punto de partida es el yo. Su esencia es el agua. Sólo la claridad, la voluntad de cambiar, es eficaz ahora. Una relación correcta con el yo es primordial, pues de él provienen todas las relaciones correctas posibles con nuestros semejantes y con lo divino.
Conserve la modestia -ése es el consejo del oráculo. Sean cuales sean sus méritos, sea amable, leal y moderado, pues sólo así su forma de vida estará verdaderamente encaminada.
Esté en el mundo pero sin formar parte de él. Eso es lo que aquí se insinúa. Ahora bien, no adopte una postura cerrada, estrecha o crítica. Muéstrese receptivo a los impulsos que fluyen de lo divino interior y exterior. Hay que procurar vivir la vida ordinaria de un modo extraordinario. No se olvide nunca de lo que llega a ser y luego pasa, y concentre su atención en lo que permanece. Eso es lo mínimo que se le exige ahora. Está en un momento de gran crecimiento y de rectificación y, por regla, la rectificación debe preceder a todo progreso.
Este no es momento de ir haciendo méritos para obtener el reconocimiento ajeno, ni de centrarse en los resultados. Al contrario, confórmese con realizar su tarea en sí. A este respecto encontrarán más problemas aquellos que siempre tienen la vida puesta en un objetivo que quienes no se hayan olvidado de jugar y sean más capaces de trabajar simplemente por amor al trabajo. En ello estriba el secreto de experimentar un verdadero presente.
Si se coge la runa del Yo y se corta verticalmente por la mitad, se obtiene la runa de la alegría con su imagen reflejada. Aquí se observa una sutil advertencia contra el desaliño. Se le exige la acrobática energía del equilibrista -el Yo ha de proporcionar equilibrio al yo. Nada en exceso decía el segundo lema escrito a la entrada del templo de Delfos*. El primer consejo era: Conócete a ti mismo. Con estas palabras empieza el alfabeto de las runas vikingas.

Invertida: si se siente obstaculizado, esta runa le insta a empezar por ser claro consigo mismo -haciéndose frente, aceptándose, liberándose, como convenga. En esta ocasión no recurra a otros, en silencio busque en su interior el enemigo de su crecimiento. No importa qué faceta de su vida se halle obstaculizada, deténgase a reconsiderar: descubrirá que el "enemigo" exterior no era sino un reflejo de algo interior que hasta este momento usted no podía o no quería reconocer.
Y, sobre todo, no incurra en la vanidad. Aquí el reto consiste en romper la inercia de hábitos pasados: en la vida del espíritu se está siempre en el comienzo.


*El Oráculo de Delfos fue un lugar de consulta a los dioses. Estaba situado en el santuario de Delfos, en el templo sagrado dedicado al dios Apolo (deidad del Sol) en Grecia.



Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


GEBO


Asociación
Un don


La extracción de esta runa indica que algún tipo de unión o asociación está cerca. Pero se le avisa que no se precipite en esa unión. Pues una verdadera asociación sólo está al alcance de seres independientes e íntegros que conservan su independencia incluso después de unirse. No se olvide de dejar que los vientos celestiales dancen entre ustedes.
Este consejo es válido a todos los niveles: en las relaciones amorosas, en los asuntos profesionales, en todo tipo de alianzas. Resulta especialmente apropiado cuando se entra en relación con lo que algunos llaman el Yo superior, y otros describen como la interacción de la conciencia y el inconsciente en cada uno de nosotros. Pero es útil, sobre todo, cuando se persigue la unión con lo divino: Dios sólo establece relaciones de igualdad.
Gebo, la runa de la asociación, no tiene forma invertida ya que representa el don de la libertad del que provienen todos los demás dones.



Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


sábado, 7 de febrero de 2015

BARAJA ESPAÑOLA: MÉTODOS DE LECTURA



TIRADA DE LA PIRÁMIDE

Esta lectura es ideal para contestar a una pregunta concreta, más que para hacer una lectura general de la vida del consultante.

El o la Cartomante barajará las cartas y las pondrá sobre una mesa boca abajo. Entonces las volverá a barajar en círculo, siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Una vez terminado este ritual, el Consultante debe elegir diez cartas al azar, que se colocarán (también boca abajo) siguiendo el orden piramidal que muestra la fotografía. Ahora procederemos a leer las cartas, que iremos girando así como las vayamos leyendo. El significado de los naipes es el siguiente:

1: situación actual para bien o para mal

2 y 3: las diferentes opciones o alternativas que posee el consultante dentro de los límites de su situación. Hay que tener en cuenta que en ocasiones las cartas indicarán que el consultante solamente tiene una opción, un sólo camino a seguir. 

4, 5 y 6: representan el pasado, la raíz, la o las circunstancias que han dado origen a la situación actual

7, 8, 9 y 10: indican cuál es la mejor alternativa para el consultante, cuál es el mejor camino a seguir. Si anteriormente las cartas 2 y 3 han mostrado que sólo hay un camino, entonces estas láminas simplemente señalarán el futuro, la respuesta final a la pregunta planteada






Nota: este método también puede utilizarse con las cartas del Tarot.


viernes, 6 de febrero de 2015

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


ANSUZ


Señales
La runa mensajera
El dios Loki


Esta es la primera runa de las trece runas que constituyen el ciclo de la autotransformación -runas que se centran directamente en los mecanismos de dicho proceso. Representa básicamente la noción de recibir: mensajes, señales, regalos. Incluso una advertencia a tiempo puede considerarse un regalo. Cuando la runa mensajera trae conocimientos sagrados, es una verdadera bendición.
El mensaje puede referirse a un nuevo despliegue. Nuevas vidas comienzan con nuevas conexiones, vínculos sorprendentes que nos conducen por un nuevo camino. Preste especial atención durante las entrevistas, las visitas, los encuentros casuales, en especial si son con personas de mayor sabiduría que usted. Ansuz va acompañada de una nueva sensación de solidaridad familiar.
Esta runa simboliza el impulso de integrar las motivaciones inconscientes con el reconocimiento consciente. Extraerla significa: una conexión con lo divino está cerca. Pues Ansuz es una señal para explorar las profundidades, los cimientos de la vida, y para experimentar el inagotable manantial de lo divino que hay en su naturaleza. Se le recuerda que primero ha de beber y nutrirse usted mismo del manantial. Quedará más que suficiente para alimentar a otros.

Invertida: acaso se sienta preocupado por una comunicación aparentemente defectuosa, por falta de claridad o información respecto de su historia pasada o de su situación actual. Tal vez se sienta reacio a aceptar algún ofrecimiento. Una sensación de inutilidad, de energía malgastada, de viaje en vano puede ser causa de desaliento. Recuerde, no obstante, que se trata de una de las runas del ciclo. Lo que está ocurriendo es oportuno en su proceso. Si el manantial se ha secado, aproveche la ocasión para deshacerse de lo viejo. Ansuz, del revés, dice: considere la parte útil de las adversidades.


Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


TAROT: MÉTODOS DE LECTURA


MÉTODO DEL CINCO

La o el Cartomante debe barajar las cartas pensando únicamente en la pregunta que le ha formulado el Consultante. Después debe cortar la baraja de manera que queden tres montones. De entre ellos, el Consultante debe elegir uno. Y del montón elegido el Consultante debe, una vez más, elegir cinco cartas. Éstas se distribuirán sobre una mesa, siguiendo el orden que muestra la fotografía de abajo. El significado de los naipes es el siguiente:

1 (primera lámina): el pasado, el origen, la causa que origina la situación actual
2 (segunda lámina): el pasado reciente que aún tiene influencia sobre la situación actual
3 (tercera lámina): el presente, la situación actual del consultante
4 (cuarta lámina): lo que ocurrirá en el futuro más inmediato
5 (quinta lámina): el futuro, la solución o respuesta a la pregunta








martes, 3 de febrero de 2015

TAROT: MÉTODOS DE LECTURA



MÉTODO SIMPLE

Este método es ideal para dar respuesta a una pregunta corta y sencilla. La o el Cartomante debe barajar las cartas pensando únicamente en la pregunta que le ha formulado el Consultante. Después debe extender la baraja con los naipes boca abajo sobre la mesa y pedir al consultante que elija tres cartas al azar. Los naipes elegidos se distribuirán según muestra la fotografía de abajo. El significado de cada lámina es el siguiente:

1 (izquierda): el pasado
2 (centro): el momento presente
3 (derecha): el futuro o resolución a la pregunta