jueves, 24 de julio de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


FEHU


Posesiones
Sustento
Ganado


Fehu es la runa de la realización: ambición satisfecha, recompensas recibidas, amor correspondido. Contiene asimismo una promesa de sustento, de lo más mundano a lo sacro y lo divino. Pues si es cierto el antiguo principio "Arriba igual que abajo", entonces estamos aquí también para sustentar a Dios.
Esta runa propone una profunda reflexión sobre el sentido del beneficio y la ganancia en su vida. Examine el problema atentamente para averiguar si lo que necesita para alcanzar el bienestar es riqueza y posesiones o, por el contrario, dominio de sí mismo y desarrollo de la voluntad.
Fehu se relaciona asimismo con la conservación de lo que ha sido ganado anteriormente. Insta a la vigilancia y a la reflexión continua, sobre todo en tiempos de buena suerte, ya que es entonces cuando es posible o que el éxito se nos suba a la cabeza, o que obremos temerariamente. Disfrute de su buena suerte y no olvide compartirla; un yo bien nutrido se distingue por su capacidad para sustentar a otros.

Invertida: Si extrae esta runa, es posible que sufra una considerable frustración, una amplia gama de desposesiones que oscilan de lo insignificante a lo grave: sus esfuerzos resultan insuficientes, intenta algo y fracasa, se equivoca de tren. Acaso tenga que presenciar impotente cómo empieza a disminuir lo que había ganado. Observe lo que ocurre. Examine los acontecimientos negativos desde una óptica abierta y pregunte :"¿Qué enseñanza puedo extraer de esto en mi vida?"
Aun cuando se le presente alguna oportunidad de diversión, no se abandone a una despreocupación inconsciente. Fehu, invertida, es un aviso de que las situaciones confusas abundan y se presentan bajo muchas formas y disfraces. Va a tener que ponerse en contacto con el lado sombrío de sus posesiones. Sin embargo, todo esto es parte de lo que llega a ser y pasa, no de aquello que permanece. Al tratar con el lado sombrío de Fehu, tiene la ocasión de descubrir en dónde reside su verdadero sustento.



Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


martes, 17 de junio de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


WUNJO


Alegría
Luz

Esta runa es una rama preñada de fruta. Los dolores del parto ya han terminado y, en algún aspecto, ha "vuelto usted a su estado normal". El cambio previsto ya se ha producido y ahora puede recibir sin reserva sus frutos, ya sean de tipo material, en su vida sentimental, o bien en forma de una mayor sensación de bienestar. Se halla en un momento alquímico en el que los conocimientos se transmutan en comprensión. Los conocimientos eran una condición necesaria pero no suficiente; ahora puede regocijarse, pues la voluntad del Cielo le ha ayudado a cruzar el abismo.
La alegría se acompaña de nueva energía, de energía anteriormente obstruida. La luz traspasa las nubes y hiere las aguas en el mismo momento en que algo hermoso surge de las profundidades: el alma es alumbrada desde dentro, en el lugar de encuentro entre el Cielo y la Tierra, el encuentro de las aguas.
Se ha echo una nueva claridad que acaso le induzca a renunciar a planes, a ambiciones o a objetivos previos. Es conveniente y oportuno que se someta, pues Wunjo es runa de restablecimiento, de correcta alienación del yo con el Yo.

Invertida: Las cosas tardan en cumplirse. El proceso del parto es largo y penoso, y aparece el temor por la seguridad del "niño" en el interior. Una crisis, una etapa delicada -aunque breve- está por iniciarse. Se impone un período de reflexión y deliberación, ya que la luz y la oscuridad siguen fundidas, y dudas y escrúpulos podrían echar a perder su alegría de no comprenderse su conveniencia para el crecimiento. Así que haga a un lado su angustia y pregúntese si posee las virtudes de la seriedad, la sinceridad y la ausencia de emociones; que equivale a tener tranquilidad, que es el fundamento de la claridad, la paciencia y la perseverancia. 
Cuando se ven las cosas tal como son en realidad, todo es una prueba. De manera que si se centra en el presente, es sincero con los demás y confía en su proceso, esté seguro de que no puede acabar mal.
Esta runa, del revés, es una útil meditación.


Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


JERA


Cosecha
Período de fecundidad
Un año

Jera, runa de resultados ventajosos, hace referencia a cualquier actividad o intento al que usted se halle entregado. La obtención de esta runa le alienta a mantener alta la moral. Tenga en cuenta, no obstante, que no se han de esperar resultados rápidos. Siempre interviene un período de tiempo; de ahí la palabra clave "un año", que simboliza un ciclo completo de tiempo previo a la siega, la cosecha o el parto.
Ha preparado la tierra y ha plantado la simiente. Ahora debe cultivar con cuidado. Para quienes la temporada de espera sea larga, para quienes el plazo tarde en cumplirse, Jera, una promesa de éxito, ha de suponer un estímulo. Tenga presente que el resultado está en manos de la Providencia y siga perseverando.
Acuérdese del campesino que, de tan ansioso por acudir a la cosecha de sus campos, salió de noche y arrancó los nuevos vástagos. No hay manera de empujar a un río; de igual modo, la cosecha no puede adelantarse. No olvide que la paciencia es fundamental para darse cuenta de su propio proceso, que en su momento tendrá la cosecha del yo.


Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


lunes, 16 de junio de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


KANO


Apertura
Fuego
Tea

Kano es la runa de la apertura, de la claridad renovada, de la disipación de la oscuridad que ha estado envolviendo algún aspecto de su vida. Ahora se halla usted libre para recibir, y para conocer el gozo de dar sin condiciones.
Kano es la runa para el inicio de actividades, para la seriedad, la claridad y la concentración, cualidades esenciales cuando comienza a trabajar. La protección que kano ofrece es esta: cuanta más luz tenga, tanto mejor verá lo que es trivial y anticuado en sus condicionamientos.
En las relaciones puede darse una mutua apertura. Puede usted actuar de desencadenante, de despertador, mediante su conciencia de que una vez más la luz de la comprensión está al alcance de los dos. 
Ha de reconocer que si bien por una parte es usted limitado y dependiente; por otra, se halla en el centro donde las armoniosas y benéficas fuerzas del universo se unen y del cual parten. Usted es ese centro.
Dicho de un modo sencillo, si ha estado operando en la oscuridad, ahora hay luz suficiente para ver que el paciente que yace sobre la mesa de operaciones es usted mismo.

Invertida: Es previsible un oscurecimiento en alguna situación o relación. Acaso una amistad esté tocando a su fin, o una asociación, su matrimonio, algún aspecto de usted mismo que ya no es adecuado o válido. La obtención de esta runa es un aviso de que dejar de hacer frente a ese final de manera consciente equivaldría a perder una oportunidad. Kano es una de las runas del ciclo. Del revés, señala el final de una forma de vida invalidada por el crecimiento.
Esta runa, invertida, invita a abandonar, de buena gana, lo viejo, y a prepararse a vivir durante un tiempo sin emociones; invita a desarrollar la estabilidad interna -a no dejarse atrapar por la inercia de antiguos hábitos en espera de otros nuevos que saldrán a la luz en su debido momento.


Fuentes. "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


TEIWAZ


Guerrero
Energía
El dios Tïw

Es la runa del guerrero espiritual. El combate del guerrero espiritual es siempre con el yo. Reafirmar la voluntad mediante la acción, aunque indiferente a los resultados, no olvidar que lo único que puede realmente hacer es mantenerse apartado de su propio camino y dejar que la voluntad del Cielo fluya por él -en eso se distingue el guerrero espiritual. Presente en esta runa se halla la energía de la discriminación, la cualidad que, cual una espada, nos permite cortar lo viejo, lo muerto, lo ajeno. Acompaña a Teiwaz una cierta noción de que es el universo el que siempre da el primer paso. La paciencia es la virtud de esta runa, y nos recuerda las palabras de San Agustín: "El premio a la paciencia es la paciencia". Cuando al echar las runas aparece Teiwaz, la cuestión es el amoldamiento del carácter.
Aquí se le pide que vuelva la vista hacia su interior, que ahonde en los cimientos de su propia vida. Sólo así llegará a conocer las necesidades más profundas de su naturaleza y a explotar sus más hondos recursos. Están en relación con esta runa, el sol, la energía masculina, el principio activo. El impulso de conquista desempeña aquí un papel predominante, en especial de autoconquista, que es una labor de por vida y requiere conciencia, resolución y voluntad de realizar el tránsito por este mundo sin impaciencia y con total confianza.
Cuanto Teiwaz aparece en respuesta a una consulta respecto de compromisos sentimentales, anuncia que la relación es a la vez oportuna y providencial.
Si el tema propuesto tiene que ver con su adhesión a una causa, a una idea, a una pauta de conducta, la runa del guerrero le recomienda perseverancia, aunque a veces el tipo de perseverancia exigida sea la paciencia. ¿Qué orden de prioridades ha establecido? ¿En qué está usando su energía? Teiwaz es la runa del valor y la entrega. En la antigüedad, éste era el glifo* que los guerreros pintaban en sus escudos antes de la batalla. Hoy día, con energías más sutiles en juego, el mismo símbolo fortalece su resolución en la lucha del Yo contra el yo.

Invertida: El riesgo es que con una actuación precipitada o intempestiva, la energía se escape gota a gota o se derrame. Si una relación dura poco, no lo lamente; considere que se ha cumplido su plazo. Hay aquí una alusión al tema de la confianza y, a través de ella, a la autenticidad de su manera de estar en el mundo.
Es esta una runa de poderosa energía. Del revés, Teiwaz le sugiere que examine los motivos de sus actos. ¿Es la conquista del sí mismo lo que le interesa, o pretende dominar a otra persona? ¿Persigue resultados, o se centra en la tarea por la tarea misma?
Hallará las respuestas en su interior, no en consejos externos. Cuando consulta usted las runas, está consultándose a sí mismo. Ésa es la acción propia de un guerrero espiritual.


*Un glifo es la representación gráfica de un elemento de la escritura.


Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum


domingo, 15 de junio de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


BERKANA


Crecimiento
Renacer
Un abedul

Berkana, la runa del proceso vital, otra de las runas del ciclo, denota esa forma de fecundidad que fomenta el crecimiento tanto en sentido simbólico como real. Dicho crecimiento puede darse en asuntos del mundo, en cuestiones familiares, en las relaciones con el Yo o con lo Divino. Se trata de una runa "conducente", en el sentido que conduce al florecimiento y la maduración.
Lo que aquí se propone es ahondar en las cosas, con atención y conciencia. Berkana tiene que ver con la facultad de influir en el desarrollo y con el tránsito de los seres hacia sus nuevas formas. Su acción es suave y penetrante.
Primero venza toda resistencia, después realice la tarea. Para que ello sea posible, deberá mantener la claridad y el control. Respecto del tema consultado, sus motivaciones han de ser correctas. Cualquier rincón oscuro debería limpiarse; lo cual debe hacerse de manera diligente y, en algunos casos, con la ayuda de un experto. Aquí lo que se requiere es modestia, paciencia, imparcialidad y generosidad. Una vez se hayan vencido las resistencias y se haya llevado a cabo, con garantías, la rectificación, es posible que, con tesón y la actitud adecuada, se produzca el florecimiento.

Invertida: Ciertos acontecimientos o, más probablemente, algún rasgo del carácter, obstruyen el desarrollo de una nueva vida y del proceso vital. Puede que un error en la elección de la acción apropiada sea causa de desánimo. Pero en vez de desanimarse lo que ha de hacer es aplicarse con mayor diligencia. Examine lo que ha sucedido, su participación en ello, sus necesidades, las necesidades de los demás. ¿Está anteponiendo sus deseos a las necesidades de otras personas? Manténgase al margen hasta que identifique los obstáculos al crecimiento en la actual situación. Luego, penetrando suavemente, imite al viento.
Acaso sea necesario que vuelva a fertilizar el terreno; pero con la preparación correcta, el crecimiento está garantizado.


Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Raplh Blum


sábado, 14 de junio de 2014

EL ORÁCULO VIKINGO: LA INTERPRETACIÓN DE LAS RUNAS


EHWAZ


Movimiento
Progresos
Un caballo

Ehwaz es una runa de tránsito, transición y movimiento; de desplazamientos físicos, de mudanzas, de nuevas actitudes o nueva vida. También representa movimiento en el sentido de introducir mejoras en una situación.
Envuelve a esta runa una noción de desarrollo gradual y progreso sostenido, acompañada de la idea de crecimiento lento a través de numerosos cambios y alteraciones. Ello podría aplicarse al crecimiento de una empresa o al desarrollo de un proyecto. También una relación requiere cambios y transformaciones si se desea que conserve la vida y siga creciendo. Cuando se extrae Ehwaz, se plantea la necesidad de esfuerzos morales y de constancia.
Podría resumirse así: "Si cultivo mi propia naturaleza, todo lo demás vendrá solo." Esta runa está simbolizada por el caballo. En algunos objetos de la Edad de Bronce, el sol aparece asociado al caballo; el caballo simbolizaba el sol y a la vez lo arrastraba por el cielo. Aquí, esta runa dice: Ha avanzado lo suficiente para sentirse relativamente seguro en su posición; ha llegado el momento de volver atrás y hacer frente al futuro, reafirmado y preparado para compartir la buena suerte que está por venir. Es importante compartir, ya que ello guarda relación con el poder del sol para favorecer la vida y alumbrar todas las cosas con su luz.

Invertida: Un movimiento que parece ser un estorbo. Cerciórese de que lo que está haciendo -o dejando de hacer- es conveniente. No hay oportunidades perdidas; simplemente hemos de reconocer que no todas las oportunidades están destinadas a nosotros. La oportunidad inmediata puede ser precisamente evitar la acción. Si no sabe qué hacer, y no ve la necesidad de actuar, reflexione sobre lo que le conviene y se adecua a su naturaleza, y recuerde: aquello que le pertenece, irá hacia usted.


Fuentes: "El Oráculo Vikingo" de Ralph Blum