jueves, 30 de abril de 2015

BARAJA ESPAÑOLA: MÉTODOS DE LECTURA


LA RUEDA ASTROLÓGICA

Este método sigue la idea de la carta astral con sus "12 casas", que representan las distintas áreas de la vida. Cada una de ellas muestra un aspecto de la vida de la persona y las distintas facetas de su personalidad. Se trata de una tirada larga que nos da una idea exacta o casi exacta del Consultante, ya que proporciona información de todos los ámbitos que conforman su existencia.


El o la Cartomante barajará las cartas y las pondrá sobre una mesa boca abajo. Entonces las volverá a barajar en círculo, siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Una vez terminado este ritual, el Consultante debe elegir doce cartas al azar que se colocarán (también boca abajo) siguiendo el orden que muestra la fotografía. Ahora procederemos a leer las cartas, que iremos girando así como las vayamos leyendo. El significado de las casas astrológicas es el siguiente:

La casa I refleja el carácter de la persona, su personalidad y temperamento. Nos habla de su fortaleza, capacidad de iniciativa, vitalidad y estado de ánimo en el momento presente. Asimismo hace referencia a la infancia, los inicios, los comienzos.

La Casa II son los recursos de los que disponemos para alcanzar las cosas que nos aportan seguridad y estabilidad. Nos habla de nuestra escala de valores y del apego o desapego que le tenemos a nuestras posesiones, y del uso que hacemos de ellas. Se asocia por tanto al dinero, la administración, la capacidad y actitud adquisitivas, tendencia al ahorro, deudas, fuentes de ingresos, propiedades, talentos innatos o adquiridos. Y todo lo relacionado con las herramientas que empleamos para conseguir lo que anhelamos, y la forma en que empleamos nuestros recursos, sean materiales o no. 

La Casa III simboliza el intelecto, la forma de pensar y comunicarse, la mente concreta, la agilidad mental, la capacidad de aprendizaje. Expresa la habilidad para relacionarse con el entrono, la capacidad de empatía, las relaciones con las personas del círculo social más inmediato y cotidiano: hermanos y allegados, vecinos y otras personas con quienes no se tiene un vínculo afectivo importante. También está relacionada con los viajes cortos y con las cosas que despiertan nuestra curiosidad y nos motivan a estudiar, viajar, etc. 


La Casa IV refleja la vida privada, el hogar, el ambiente doméstico, las relaciones a nivel familiar, la madre, la relación con los padres y la imagen que tenemos de ellos. En esta casa encontramos referencias sobre la infancia, las raíces, orígenes y tradiciones familiares. 

La Casa V hace alusión a las pasiones, a los amores sin compromiso. Habla del tipo de persona que atraemos y de cómo la enamoramos. De cómo nos comportamos en el filtreo y de cómo son nuestras aventuras románticas. 
De igual modo se refiere al ocio, a los placeres de la vida, lo que nos divierte y nos gusta, nuestros hobbies y juegos. También representa la creatividad y la autoexpresión, las obras, a los hijos como creación, proyección o extensión de nosotros mismos, nuestra relación con ellos y con los niños en general. 

La Casa VI representa el trabajo, la rutina cotidiana, además de la salud y las enfermedades. Menciona el tipo de trabajo que podemos realizar, de qué forma podemos servir a los demás, de nuestra actitud frente a las obligaciones cotidianas y la subordinación. Es nuestro comportamiento y actitud en el trabajo y hacia nuestros compañeros, jefes o subordinados. Está relacionada con los hábitos y costumbres del día a día, y con la forma en que administramos nuestro tiempo para llevarlos a cabo. 

La Casa VII representa las relaciones con otras personas que implican compromiso o cooperación: amistades, noviazgos, matrimonio, contratos, colaboraciones, sociedades y asociaciones tanto materiales como espirituales. Igualmente, es la casa de los enemigos declarados y de las separaciones y rupturas.


La Casa VIII representa las pérdidas materiales, los recursos compartidos (los recursos propios están en la casa 2), la transformación, lo oculto, la sexualidad y la muerte. Está relacionada con la muerte y nuestra actitud frente a ella. Pero también con un renacimiento, con la transformación y capacidad de regeneración. Se vincula con nuestra actitud frente al sexo y la manera en que lo percibimos. Se asocia a las herencias, los impuestos y los bienes ajenos que otros nos aportan o que tenemos que administrar. La curiosidad por lo desconocido, el interés por profundizar en lo oculto y misterioso. La clandestinidad, nuestros secretos, miedos y deseos más profundos no revelados.

La Casa IX representa el exterior, lo lejano. Se asocia tanto a viajes largos, al extranjero y lugares lejanos, como a estudios superiores, filosofía, religión o espiritualidad. Es la opuesta a la Casa III (mente concreta, relación con el entorno más cercano), ya que guarda relación con la mente abstracta y los ideales superiores. Considerada la casa de los maestros espirituales, está relacionada con el interés por entender el porqué de la vida. Con la necesidad de ampliar nuestros conocimientos hasta comprender. Con la búsqueda y transmisión de sabiduría. 

La Casa X es la realización social, la sensación de haber cumplido con nuestra tarea o alcanzado un objetivo. La décima casa representa la vocación, el trabajo vocacional. Está relacionada con el status, el éxito y el reconocimiento social. Con la voluntad, las aspiraciones, la perseverancia para alcanzar objetivos, el sentirnos realizados y dar un sentido a nuestra vida. Se asocia, asimismo, a la autoridad, al poder y a las personas que lo ejercen (como el padre, los superiores, profesores...) y nuestra relación y actitud frente a ellas. 

La Casa XI representa a los amigos, el trabajo en equipo y los proyectos. Está relacionada con las amistades y los grupos o asociaciones de los que formamos parte, con la integración y la vida social. Y con los maestros y personas de quienes podemos aprender. Simboliza la creatividad expresada en un plano social en vez de individual, y para beneficio del grupo. También representa sueños, esperanzas, utopías, ideales, proyectos y anhelos que tenemos con respecto a un grupo. 

La Casa XII cierra el ciclo y representa el plano psíquico, la intuición y el inconsciente colectivo, simbolizando un área de la vida más allá de lo personal. Se asocia a enfermedades crónicas, retiros prolongados y monasterios, hospitales, cárceles y encierros. Igualmente se relaciona con enemistades, con enemigos ocultos. Esta casa habla de potencialidades y debilidades ocultas o desconocidas. Cuando éstas son conscientes, surgen los miedos, complejos e inseguridades, pero también se manifiestan las cualidades positivas.





Nota: este método también puede utilizarse con las cartas del tarot



BARAJA ESPAÑOLA: MÉTODOS DE LECTURA


TIRADA DE LAS TRES COLUMNAS

Este método nos hablará de la salud, el dinero y el amor, al mismo tiempo. Son tres esferas de la vida esenciales para todo el mundo.

La o el Cartomante barajará las cartas españolas y hará con ellas dos montones. Del primero se cogerán nueve cartas, que se alinearán en grupos de tres y en línea horizontal, siguiendo el orden de la fotografía de abajo. Son las posiciones:
1-3 (columna de la salud)
4-6 (columna del dinero)
7-9 (columna del amor)

De la segunda pila de cartas se extraerán seis naipes, que se alinearán verticalmente en grupos de dos. Las posiciones son las siguientes:
10 y 11 (columna de la salud)
12 y 13 (columna del dinero)
14 y 15 (columna del amor)

Ahora procederemos a interpretar los naipes. Por supuesto cada número dará información sobre su columna correspondiente, es decir, salud, dinero o amor:
.Las cartas 1, 4 y 7 representan el pasado
.Las cartas 2, 5 y 8 representan el presente o situación actual
.Las cartas 3, 6 y 9 representan el futuro, lo que está por venir
.Las cartas 10, 12 y 14 hablan de apoyos, ayudas y alianzas 
.Las cartas 11, 13 y 15 se refieren a peligros, obstáculos o conflictos que se deben enfrentar





Nota: este método también puede utilizarse con las cartas del tarot



domingo, 26 de abril de 2015

TAROT: MÉTODOS DE LECTURA


MÉTODO DE LA LECTURA

Para realizar este método utilizaremos únicamente los arcanos mayores del tarot. La o el Cartomante debe barajar las cartas pensando únicamente en la pregunta que le ha formulado el Consultante. Después debe cortar la baraja de manera que queden tres montones. De entre ellos, el Consultante debe elegir uno. Y del montón elegido el Consultante debe escoger tres cartas. Éstas se distribuirán sobre una mesa siguiendo el orden que muestra la fotografía de abajo.

Ahora procederemos a hallar la cuarta carta por reducción mística. Simplemente debemos sumar los números de los arcanos aparecidos. Si, por ejemplo, las cartas que aparecen son El Carro-VII, La Rueda-X y La Muerte-XIII, sumaremos los números de cada naipe. En este caso la suma será la siguiente: 7+10+13= 30. Como el 30 es superior al 22 (los números de los arcanos mayores del tarot) realizaremos la reducción mística. Es muy sencillo, sumamos ambos dígitos: 3+0=3, el número del arcano mayor La Emperatriz-III. Y ya hemos encontrado la cuarta carta. 

Finalmente, procederemos a interpretar los naipes de la siguiente manera:

A) La lámina nº1 representa el momento presente, la situación actual del consultante
B) Las láminas nº2 y nº3 representan cómo evolucionará la situación actual
C) La lámina nº4 representa el futuro, la resolución a la pregunta formulada





miércoles, 22 de abril de 2015

TAROT: MÉTODOS DE LECTURA


EL GRAN JUEGO

Este método se puede usar tanto para contestar a una pregunta específica como para hacer una lectura general.

1) En primer lugar debemos sacar de la baraja un significador, es decir, el arcano mayor "El Mago-I", si el consultante es un hombre, o "La Sacerdotisa-II", si el consultante es una mujer. Pondremos el significador en el centro del triángulo, sobre la cruz, debajo de la palabra CONSULTANTE, tal como puede verse en la fotografía de abajo.

2) Ahora procederemos a barajar los 56 arcanos menores del tarot, que previamente habremos separado de los arcanos mayores. Una vez barajados, la o el Cartomante tomará las doce primeras cartas con las que formará un círculo, siguiendo el orden que muestra la imagen.

3) Es el momento de barajar los arcanos mayores, de los que haremos tres montones iguales de siete cartas cada uno. Los pondremos boca abajo y pediremos al consultante que elija uno de ellos.

4) Del montón elegido tomaremos las cuatro primeras láminas. Las situaremos sobre las letras A, B, C Y D, que podemos ver en el interior del círculo de cartas.

5) Finalmente, con los tres arcanos mayores que restan (del montón elegido) se forma el triángulo, en el interior del círculo. La primera carta se colocará en la posición del PASADO, la segunda en la del PRESENTE, y la tercera en la del PORVENIR.

6) Vamos, ahora, a interpretar los naipes:

.El arcano mayor A representa el principio; el B representa el apogeo; el C representa la declinación; y el D representa la caída.

.Los arcanos menores del 1 al 4 revelan el PASADO; del 4 al 7 el PRESENTE; y del 7 al 12 predicen el PORVENIR. Los arcanos mayores que forman el triángulo también revelan el destino del consultante: pasado, presente y futuro, dando más información a la lectura de los 12 arcanos menores.







lunes, 20 de abril de 2015

BARAJA ESPAÑOLA: MÉTODOS DE LECTURA


MÉTODO DE LA MEDIA LUNA

Este método no debe usarse para hacer una pregunta específica, sino para hacer una lectura general. 

El o la Cartomante barajará las cartas y las pondrá sobre una mesa boca abajo. Entonces las volverá a barajar en círculo, siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Una vez terminado este ritual, el Consultante debe elegir nueve naipes al azar que se colocarán (también boca abajo) siguiendo el orden que muestra la fotografía, formando un medio círculo. Seguidamente, el consultante elegirá otros nueve naipes que se pondrán encima de los primeros, de manera que se obtengan nueve parejas de naipes. Ahora procederemos a leer las cartas, que iremos girando así como las vayamos leyendo. Se interpretan en pareja, y se relacionan con las siguientes esferas de la vida del consultante:

Pareja 1: representa a una persona a quien va a conocer el consultante

Pareja 2: representa a alguien a quien el consultante va a amar

Pareja 3: representa a una persona que supone una molestia en la vida del consultante

Pareja 4: representa una persona o una situación que traerá paz y consuelo al consultante

Pareja 5: representa una persona o una situación que será una amenaza para el consultante

Pareja 6: representa una persona o una situación que ayudará al consultante 

Pareja 7: representa una persona o una situación que sorprenderá al consultante 

Pareja 8: representa aquello que el consultante desea

Pareja 9: representa lo que sucederá en un futuro próximo







Nota: este método también puede utilizarse con las cartas del tarot


miércoles, 8 de abril de 2015

TAROT: MÉTODOS DE LECTURA


MÉTODO DE LA CRUZ CELTA

Este método tanto puede utilizarse para responder a una pregunta concreta como para hacer una tirada general, o sea, sin preguntar nada específico.

En primer lugar debemos sacar de la baraja un significador, es decir, una figura de la corte que represente al Consultante. Si éste es un hombre elegiremos a un rey para que lo represente; si es una mujer, elegiremos una reina. Pondremos el significador sobre una mesa. Entonces, la o el Cartomante debe barajar las cartas pensando únicamente en la pregunta que le ha formulado el consultante (a menos que se le haga una tirada general). Después debe cortar la baraja de manera que queden tres montones. De entre ellos, el consultante debe elegir uno. Del montón elegido cogeremos las diez primeras cartas que distribuiremos siguiendo el orden que muestra la fotografía de abajo:

Carta 1 (cubre el significador): representa la situación actual.
Carta 2 (la colocaremos cruzada sobre la carta nº1): al atravesar al consultante significa las influencias positivas o las influencias negativas, es decir, los obstáculos. Todo dependerá de que el naipe extraído sea de significado positivo o negativo.
Estas dos cartas forman la llamada "cruz pequeña"

Carta 3 (se coloca a los pies del significador): representa el pasado reciente.
Carta 4 (queda situada a la izquierda del significador): simboliza las influencias del pasado que han dado lugar al momento presente.
Carta 5 (es la que corona el significador): muestra hacia dónde se dirige la situación, el posible resultado final.
Carta 6 (queda ubicada a la derecha del significador): representa el futuro más inmediato.

Con las restantes cartas (7,8, 9 y 10) formaremos una hilera vertical a la derecha de la cruz: 

Carta 7: simboliza las emociones negativas y los temores del consultante.
Carta 8: representa lo que rodea al consultante, los familiares, los amigos, los compañeros...
Carta 9: representa las emociones positivas, las esperanzas y los ideales del consultante.
Carta 10: señala el resultado final o respuesta a la pregunta del consultante.


Nota: en caso de que el resultado no pareciera concluyente, deberá realizarse una nueva tirada encima de la primera.







viernes, 20 de marzo de 2015

IMÁGENES DEL TAROT DE LA ESTRELLA