lunes, 19 de septiembre de 2011

EL CABALLO DE ESPADAS EN LA BARAJA ESPAÑOLA



CABALLO DE ESPADAS
*************************
EL CABALLERO DE LAS IDEAS
*******************************





GENERAL
*******
Esta carta personifica a personas jóvenes o adultas de ambos sexos, de piel color canela o negra, cabello negro y ojos oscuros.

Corresponde a los signos de Aire: Géminis, Libra y Acuario, puesto que las Espadas se asocian al elemento Aire.

Derecha: el Caballero de Espadas posee una enorme confianza en sí mismo, fortaleza de espíritu, gran valor y resistencia. Encara los problemas con entereza y arrojo, puesto que precisa demostrarse a sí mismo que él es capaz de dirigir sus propias circunstancias. No soporta la pasividad, mucho menos la apatía.
Está dotado de un fuerte equilibrio interior que hace que rápidamente se levante después de vivir una contrariedad. Su mente racional le permite ver con claridad la decisión a tomar y el camino a seguir cuando tiene que enfrentarse a un problema o a una elección de importancia vital. Tiene talento para ayudarse a sí mismo y a la gente que aprecia a encontrar una salida, una solución en tiempos complicados.
Es el gran defensor de las causas justas y de la honradez. Se defiende con destreza cuando cree que ha sido víctima de una injusticia o de una traición.

Este naipe anuncia la llegada de cambios positivos, de agradables situaciones novedosas, estén éstas relacionadas con el amor, el trabajo, la economía, etc.
Se trata de cambios que se dan de una manera rápida, es la entrada súbita y veloz de una nueva etapa en nuestra vida. Puede tratarse de un viaje o un cambio de residencia.
Señala, asimismo, amistades sanas y sólidas, unidas por un intenso afecto. Contaremos con el apoyo moral y material de dichas amistades.

Invertida: en esta posición el jinete pierde toda o parte de su fuerza y valentía. Su capacidad de razonamiento también se ve mermada. Al no poder hacer frente a los contratiempos cae rápidamente en una profunda ansiedad y depresión. Le cuesta volver a levantarse. Le cuesta, sobre todo, volver a confiar en sus recursos y capacidades, ya que se infravalora, su autoestima se desvanece. El fracaso es algo que no soporta, por lo que necesita tiempo para entender que la frustración forma parte de la vida y que errar no implica ser una persona no válida para dirigir su propia vida.

Indica oposición a las nuevas ideas. Los objetivos y cambios deseados se topan con fuertes impedimentos y estorbos. En definitiva, los proyectos no podrán verse realizados.
Advierte contra enemigos conocidos u ocultos, contra maquinaciones y traiciones. Podemos ser víctimas de un robo, o incluso partícipes.


AMOR
*****
Derecha: nuestro sentido del amor es idealista. Buscamos una relación que sea casi perfecta en todos los sentidos, que esté basada en sentimientos sanos y profundos, en una intensa sinceridad y fidelidad. Conseguimos este fin a base de esfuerzo, comprensión y una enorme adaptación mutua.

Invertida: hay demasiada impetuosidad y ansiedad a la hora de emprender una relación o de intentar salvar la crisis de la ya existente. Esta actitud atropellada sólo consigue que la relación, tanto la inicial como la de pareja, se deteriore. Empeora las cosas el echo de estar demasiado centrados en nosotros mismos, con lo que no somos capaces de escuchar ni de tener en cuenta al otro.
Mientras dure este período las peleas y enfrentamientos serán una constante si no se da antes una ruptura. Las cartas vecinas, en las lecturas, indicarán si esta mala etapa terminará en una separación o si superaremos este trance.


SALUD
*****
Derecha: en términos generales la salud es francamente buena. Poseemos un organismo fuerte y resistente que no dejará que nos veamos afectados por ninguna enfermedad.

Invertida: peligra nuestra salud psíquica. Esta carta no indica enfermedad mental, pero sí grandes confusiones y desorientaciones que desembocan en una depresión. Si ocupamos nuestro tiempo en cuidarnos podremos salir pronto de este atolladero.

TRABAJO
*******
Derecha: indica novedad laboral. En ocasiones este nuevo acontecimiento se dará en el mismo puesto de trabajo, sea con un simple cambio de lugar, de destino, o con un ascenso. El sentido de la responsabilidad marcará esta etapa profesional.
En cuanto a los proyectos laborables conseguiremos llevarlos a buen término, y las inversiones financieras serán muy rentables.
Este Caballero puede representar un militar o un médico.

Invertida: señala la caída del puesto de trabajo o de cualquier objetivo que se emprenda. Es el desmoronamiento de las ambiciones profesionales. Incluso los empleos que podamos encontrar serán poco duraderos. Los conflictos y las disputas, llenas de tensión y agresividad, son la causa de esta fase negativa en el terreno laboral, además de las competencias ilícitas y malsanas. Estas hostilidades pueden provenir de adversarios conocidos u ocultos. Ahora sólo podemos confiar en esas personas de las que tenemos un profundo conocimiento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada